¡El color dice más que mil palabras!

SURDISEÑO

Llegó el invierno, y con él, llegan los colores neutros y grises, como el cielo en días de lluvia… ¡No! Si hay una época del año donde más colores debemos utilizar, es esta, para dar luz y alegría a los ambientes. Pero… ¿Cómo utilizarlos?

¡Acá van unos tips!

Cuando hablamos de color, no necesariamente hablamos de pintar paredes, colgar cuadros de Mondrian o hacer semejanza a una fiesta infantil; más bien de fusionar el color con el minimalismo, respetando la armonía de los espacios y armando una coherencia adecuada.
Los colores estimulan las emociones, cada uno de ellos tiene un efecto en el ánimo de las personas; por ejemplo, según la teoría del color, el azul genera armonía, paz y estabilidad, por ello, puede ser ideal para espacios laborales donde hay estrés. Descubre qué quieres lograr en tus espacios y de acuerdo a ello, escoge los colores. ¡No dejes que los colores lleguen al azar!

Luego, define una paleta de colores, esta debería tener al menos 4 colores, ya que de esa manera tendrás opciones para elegir en muros, muebles y accesorios. Al menos uno de estos debería ser un neutro (blanco, gris), como elemento de descanso visual para no sobre saturar el espacio.

¡No le temas a los colores! El color del año es el coral, vibrante, llamativo y definitivamente, ¡emocionante! No tengas miedo a implementar estos colores, siempre y cuando estén bien combinados, pueden resucitar espacios muertos, como lo hace nuestra silla Luz Coral, la cual lo utiliza sutilmente.

Si tu casa tiene paredes y muros de colores neutros, como el blanco, puedes incluir accesorios de colores, como cojines, mantas, cuadros, etc., esto puede ser una gran idea, ya que puedes cambiarlos con mayor facilidad según la temporada, haciendo diferentes espacios con solo cambiar los elementos. Por ejemplo, una silla azul puede darle un tsunami de personalidad a tu espacio.

¡Menos es más! En ocasiones, los objetos sobran, si queremos que el color sea el protagonista, podemos utilizar objetos y accesorios clave, sin tener que saturar el espacio. ¡El vacío también es un elemento! Puede jugar con mesas, percheros, cojines, etc.

En fin, si dejas que el color entre en tu casa, ¡No saldrá nunca! Cada elemento aporta actitud y personalidad. ¡Combínalos como quieras!